martes, 15 de marzo de 2011

Capítulo 83.


En la vida, en ocasiones se te presentan oportunidades que no tienes que dejar escapar. Fugaces, tan rápidas e imperceptibles como el susurro de una lágrima; pero, si no las sabes aprovechar, pasan de largo.

Quizás aquella fue la oportunidad que había estado esperando desde que le había visto aparecer por la puerta de mi despacho, ese impulso que iba creciendo en mi interior a medida que pasaban los segundos.

-Te veré a las 8- dijo Michael con una sonrisa y dándose la vuelta para marcharse.

-Michael, espera- susurré.

Quizás podría haber sido esa la oportunidad que había deseado, pero… la dejé marchar.

-Dime, ¿Qué pasa?

-Nada… Sólo quería agradecerte la visita.

-Ha sido todo un placer. Luego nos vemos.

Y con él, se marchó mi oportunidad. Había estado a punto de besarle, lo deseaba, lo anhelaba, y él parecía que también… ¿Qué era entonces lo que me había detenido? Dejé de cuestionarme mi propia estupidez cuando sonó el teléfono del despacho. Lo descolgué.

-¿Diga?

-Isa, soy Judith.

-Hola, ¿Qué tal?

-Muy bien gracias. ¿Nos saltamos las formalidades y me cuentas cómo te ha ido con el hombre más sexy que ha pisado la faz de la tierra?

-¿Tú no tendrías que estar trabajando?

-Y lo estoy haciendo.

-Hemos quedado a las 8-contesté dejando escapar un leve suspiro.-para cenar.

-¿En su casa?

-Sí.

-Tendrás algo que ponerte.

-Ahm… No.

-¡¿No?!

-¿Quieres dejar de gritar? Se te escucha en toda la planta.

-Vale, me callo. Paso a por ti en media hora.

La llamada se cortó. ¿Qué iba a hacer yo en media hora? Golpeé la mesa con los dedos, con los nervios por las nubes. Algo captó mi atención: Unas gafas de sol sobre el escritorio. Si esas gafas no eran mías…

No lo dudé dos veces. Las cogí y abandoné el despacho prácticamente corriendo. Una chica se cruzó en mi camino, deteniéndome con una mano.

-Isa, ¿A dónde vas tan deprisa?

-Ah…yo… ¿Sabes por dónde se ha ido Michael Jackson? Se ha dejado unas gafas…

-Por la puerta de atrás. La principal está atestada de periodistas.

-¡Gracias!

Eché a correr sin despedirme de aquella mujer. Localicé las escaleras y las bajé de dos en dos. Al llegar a la planta baja, miré alrededor. Allí no estaba. Vislumbré un oscuro pasillo a mi izquierda, que tenía todo el aspecto de estar abandonado. Así que me adentré con la mayor rapidez posible en esa dirección.

Os preguntaréis a qué demonios venía tanta ansiedad y preocupación por unas simples gafas de sol. Bien, ¿Recordáis lo que os dije sobre las oportunidades? Si la de antes era buena, esta no la iba a dejar escapar.

Recorrí el pasillo en cuatro zancadas hasta que llegué a la salida de emergencia, la cual abrí de un empujón. La claridad del día me cegó, provocando que cerrara los ojos momentáneamente.

-Isa, ¿Qué haces aquí?

Escudriñé la vista hasta que le localicé, sentado en unas escaleras, mirándome sorprendido y con una hermosa sonrisa en su rostro.

-Yo… yo…- traté de vocalizar exhausta tras la carrera que me había dado- te… traía… tus gafas…

Él se levantó y se acercó a mí, cogiéndolas.

-Muchas gracias, pero no hacía falta. Siempre llevo unas de repuesto.

Me sentí completamente una idiota.

-Ah…

-Pero éstas…-continuó señalando sus gafas- las he dejado adrede.

-¿Por qué? Creo que tengo suficiente presupuesto como para comprarme unas.

-No, tonta. Las he dejado ahí porque sabía que me las traerías, y así poder hacer lo siguiente.
Y sin más, me agarró por la cintura, acercándome más a él, y presionó sus labios contra los míos.

Sentir de nuevo esa calidez provocó que todo mi cuerpo se encendiera, obligándome a devolverle el beso con una pasión desconocida en mí hasta en ese momento. Percibí como se separaba de mí, riéndose.

-¿Se puede saber qué es tan gracioso?- pregunté desconcertada.

-No adelantemos acontecimientos. Te veo esta noche. Y gracias por las gafas.

9 comentarios:

  1. Wooooo... de verdad que no debes dejar ninguna oportunidad con este hombre ¿eh?, todos darian su alma por estar a su lado... estuvo increíble el capi me encantó... *---* El "BESO" *---* todo... espero el 84 con muchisisisimas ancias... =D...CON AMOR... uN PLACER LEERTE...

    ResponderEliminar
  2. MADRE DE DIOSSSSSSSSSS NOME PUEDES DEJAR ASÏIIIIIIIIIIIIIIIIIII ò___ó

    ResponderEliminar
  3. Isita ! como la dejas asi !!!!!!!!!! aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa me encanto !!!
    Para el jueves falta MUCHOOOO :C ojala e otro capi sea mas largo !
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  4. esq con un hombre asi no se debe dejar pasar una oportunidad!!!
    ahh! me encanto! *.*
    pero xq la dejas asi??
    muy corto! xD

    *desesperada x el siguiente cap* jajaa
    awww el beso♥

    gracias x actualizar
    espero q la sigas pronto
    saludos :D

    ResponderEliminar
  5. noooooooooooooooooooooooooooooooooo es muy cortitooooooo no vale por favor no te tardes en subir el proximo capitulooo...besos

    ResponderEliminar
  6. OMG!
    Acabo de morir con ese final x___x
    No vale! el capítulo esta muy cortito *haciendo puchero* ¬¬ jajaja!

    Adsfsafgdfa quiero actualización ahora mismo! *-* me muero por leer el siguiente capítulo...y el siguiente y el siguiente.. *o*

    Un beso enorme guapa!
    (LLL)

    ResponderEliminar
  7. COMO QUE NO ADELANTEMOS ACONTESIMIENTOS
    AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH DIOS O____________O
    ISA NOS QUIERES MATAR CONFIRMADO NOS QUIERE VER EN EL PISO REVOLCANDONOS DE LA INPRESION +________+
    u.u estavien me calmo pero espero con ancias el capi 84 besoste cuida ;3

    isa jackson

    ResponderEliminar
  8. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH! NO MAMES WEI ES QUE ME MUERO! AVE MARIA PURISIMA ESTE HOMBRE ES TAN SEXY OMGFF! TA PA DARLE DURO EAEAEA WUAJAJ OK NO XD QUE BIEN ESCRIBES ISA ME ENCANTA ESTA WEBNOVELA NO PARO DE LEERLA TE PASASTE! lejos la mejor!!!! lml

    ResponderEliminar